top of page

ANSIEDAD INFANTIL

Todos los niños se sienten ansiosos en un momento u otro. Por ejemplo, los niños de entre 3 y 4 años tienen frecuentemente miedo a la oscuridad o a los monstruos. Los niños mayores y los adolescentes pueden sentirse ansiosos cuando tienen que explicar un texto delante de sus compañeros. Estos miedos y ansiedades no son signo de un trastorno. Sin embargo, si los niños se sienten tan ansiosos que no pueden funcionar bien o se sienten muy afectados, es posible que tengan un trastorno de ansiedad. Durante el cafecito con Haley y Mariana del mes de Junio estuvimos platicando sobre los síntomas y cómo contrarrestarlos.

"La ansiedad es una reacción ante situaciones que se viven como un peligro o una amenaza"


En la infancia la ansiedad se puede manifestar de diversas maneras: mediante miedos como fobias específicas, fobia escolar o fobia social, ansiedad a la separación de las figuras de vínculo, preocupaciones cotidianas excesivas y generalizadas en diferentes situaciones o bien a través de crisis de angustia. La ansiedad va acompañada de manifestaciones físicas, cognitivas y conductuales, las cuales, representan los síntomas que nos ayudan a identificarla:


· Muerden las uñas

· Hiperactividad

· Problemas de sueño

· Dolor de cabeza y estómago

· Falta de concentración


La ansiedad es temor a la incertidumbre.

POSIBLES CAUSAS:

  • Apego inseguro: Falta de tiempo con papás o ambientes hostiles.

  • Falta de rutinas estables: Sentimiento de incertidumbre

  • Exceso de límites: Los pequeños se preguntan ¿qué esperan de mí?... o sienten que la actividad supera lo que creen que son capaces de hacer.

  • Exceso de pantallas: Genera adicción en el cerebro. Sobre estimulación de luz, sonido y movimiento.

¿Cómo está mamá? Depender del estado emocional del cuidador genera angustia.

RECOMENDACIONES:


· Tiempo de calidad con papás: juegos de interés del niño

· Sueño 10-12 hrs: necesidad básica no 1 de las personas

· Rutinas estables

· Ejercicio: evitar exceso de clases extracurriculares. (Segrega hormonas de felicidad)

· Identificar la causa raíz

· Enseñar a hablar de las emociones en el momento para que no estallen.

· Anticipar eventos o cambios en la rutina.


CONCLUSIÓN:


La mejor manera de combatir la ansiedad infantil es trabajando el fortalecimiento del APEGO SEGURO con nuestros hijos e hijas a través de rutinas de tiempo y calidad, participar en actividades de su interés, contacto visual, platicar de ti mismo y tus experiencias para generar empatía, evitar el exceso de clases extracurriculares, etc.

Commentaires


bottom of page